Una reforma de un apartamento en la Costa Brava (en la zona de Cap Sa Sal), con unas vistas espectaculares. Se hizo una reforma integral, se utilizó tres materiales (microcemento, madera y hierro). Todo el suelo del apartamento se hizo con microcemento gris y también se revistió los baños y la cocina. En el baño se diseñaron muebles de roble y todos los detalles se pusieron de color negro. En la zona de sala de estar, se distribuyó una cocina de microcemento, con madera de pino, de color azul, un comedor en el cual se diseñó una gran mesa con la pata de hierro y un sobre de madera, la sala de estar, se recubrió la pared de madera de pino al corte de sierra, de color blanco. Para dar un toque acogedor, se hizo un diseño de una corredera de hierro y cristal para no cerrar del todo la habitación, ya que no hay ventana.